Saltar al contenido

Título y logo de la página

Mostrar/ocultar menú principal de navegación

Imagen de páginas interiores

Lasarte

Aplicaciones anidadas

Publicador de contenidos

Patios escolares inclusivos, nuevos espacios para la igualdad y el respeto a la diversidad

6
Los centros escolares de Sasoeta y P. Garaikoetxea disponen ya de patios inclusivos gracias a una inversión de 167.482 euros.

24·04·2024


El alcalde de Lasarte-Oria, Agustín Valdivia, David Mateos, concejal de Servicios Públicos, y Nagore Durán, concejal de Participación Ciudadana, presentaron estos nuevos espacios diseñados para realizar actividades lúdicas desde una perspectiva inclusiva y coeducativa.

Esta nueva inversión, realizada por el ayuntamiento, surge de la cooperación entre el ayuntamiento, que financia el 10% y el Gobierno Vasco, que financia el 90%. El coste total de 167.482 euros se desglosa así:

  • Colegio Sasoeta: 84.458 euros
  • Colegio Garaikoetxea: 83.024 euros

El concepto patio inclusivo hace referencia a crear espacios y momentos de juego durante el tiempo del recreo en el que todos los niños y niñas del centro escolar puedan realizar actividades lúdicas de su interés desde una perspectiva inclusiva y coeducativa.

La estructura y diseño actual de los patios escolares no ha ido de la mano de esta evolución pedagógica, limitándose a ofrecer un único espacio asfaltado preparado para la práctica de determinados deportes (en su mayoría juegos de competición con pelotas o balones). Esta situación hace que su uso no sea equitativo, al reproducir roles, relaciones de poder y actitudes que refuerzan la definición de las culturas de género y las desigualdades entre chicos y chicas y, paralelamente, deja a un lado al alumnado más inactivo.

Es innegable la importancia que adquieren espacios como los patios escolares como el medio físico donde tienen lugar las relaciones sociales. Las personas construyen los espacios y los espacios construyen a las personas y sus relaciones. Su diseño condiciona las maneras que tenemos de vivir y de convivir. La configuración de los espacios no es neutra

El espacio físico del centro educativo también habla, también transmite, también enseña: la manera de relacionarse, de estar, el reparto de los espacios, así como el control y las infraestructuras del juego. Los espacios inclusivos permiten el aprendizaje, el juego, el movimiento y la construcción de relaciones y experiencias de calidad basadas en la igualdad y el respeto por la diversidad.

En esta línea, el Plan Marco para el desarrollo de una escuela inclusiva recoge los ejes estratégicos objetivos la convivencia como eje vertebrador de una escuela diversa para una sociedad cohesionada y las actuaciones estructurales para la promoción y el desarrollo de culturas, políticas y prácticas inclusivas: «Promover un uso equitativo de los recursos y los espacios. La distribución y el uso de los espacios y la organización del entorno educativo también juegan un papel relevante en la transmisión de valores y normas sociales. Por ello, es necesario garantizar el uso de los espacios y los recursos de forma equilibrada».

Por definición “patio escolar inclusivo”, se trata del lugar donde las actividades y la distribución de los espacios están diseñados para facilitar unas relaciones más igualitarias y un uso de los mismos más equitativo. Hemos buscamos un patio donde predomine la convivencia, independientemente del sexo, de la edad, de la orientación sexual, de las capacidades y de la expresión del género.

Con estos espacios se busca obtener en diferentes áreas lo siguiente:

  • Salud y Educación Ambiental: espacios más naturalizados como refugios climáticos, más verdes, sombreados, contacto con la naturaleza.
  • Inclusividad: que propicien diversidad de actividades lúdicas, creativas y con retos para el juego libre y compartido que posibiliten la participación de todo el alumnado.
  • Igualdad: que fomenten relaciones más igualitarias mediante la diversificación de posibilidades de juego y actividades gestión positiva de los conflictos, corresponsabilidad de los niños y niñas en su cuidado y diversificación del juego.
  • Aprendizaje Social: espacios comunitarios que favorezca usos lúdicos diversos para hacer comunidad dentro y fuera el tiempo escolar como equipamiento abierto en barrios educadores.

Entre los resultados que se esperan obtener hay que destacar:

En el alumnado:

  • Lograr la ocupación del espacio del patio escolar por todo el alumnado, incluido el de género femenino y el más inactivo.
  • Aumentar las posibilidades de juego y movimiento durante la ocupación del patio escolar.
  • Aumentar el sentimiento de pertenencia y bienestar del alumnado al sentir la transformación del patio como algo propio.
  • Lograr beneficios en salud y desarrollo cognitivo en el alumnado al aumentar su actividad.
  • Contribuir al buen desarrollo emocional del alumnado.

En el centro educativo:

  • Retomar los patios de colegio como lugares educativos utilizando el patio como herramienta pedagógica.
  • Fortalecer las relaciones con las familias.
  • Reducir las situaciones de conflicto.
  • Crear lugares adecuados para distintos usos.
  • Facilitar la participación, apropiación y respeto del entorno.
  • Crear espacios de manera sostenible con mayor biodiversidad y más dinámicos, que permitan observar los ciclos estacionales y naturales.

En las familias:

  • Reconocer el patio como un lugar atractivo de encuentro y socialización fuera del horario escolar.
  • Potenciar los diferentes usos y personas usuarias fuera del horario escolar.

 

Galería de fotos

1 2 3 4 5 6